miércoles, 23 de diciembre de 2009

Un estudio muestra las numerosas caras del cáncer de mama

El cáncer de mama no es una sola enfermedad, sino un conjunto de dolencias que muestran perfiles genéticos sorprendentemente distintos, según un estudio de investigadores británicos que publica la revista "Nature".

Dirigido por el profesor Mike Stratton, del Wellcome Trust Sanger Institute de Cambridgeshire (Inglaterra), el estudio se centró en el análisis del ADN de 24 tumores de pecho, que revelaron la severidad del daño que causa este cáncer, así como su diversidad.

En algunas de las muestras, el genoma del cáncer aparecía fracturado en alto grado y reconstruido, con muchas de sus secciones borradas, duplicado e incluso mezclado al azar, cuando lo habitual en otros tumores es que el ADN se mantenga relativamente inalterado.

Stratton escribió en las conclusiones del estudio: "francamente nos quedamos atónitos al ver el número y la complejidad de la reorganización de algunos de los tumores cancerígenos".

"Igualmente importante -explicó el científico británico- los genomas eran diferentes entre sí, y se observaron numerosas pautas distintivas de reorganización, lo que respalda la idea de que el cáncer de mama no es una, sino numerosas enfermedades".

La investigación permitió conocer mejor cómo el código genético se desbarata en algunos cánceres y cómo los pequeños pedazos rotos de ADN vuelven a "pegarse" y a constituirse en células cancerígenas.

"Parece como si algunos cánceres de mama tuvieran un defecto en la maquinaria que mantiene y repara el ADN, y este defecto resulta en elevados números de estas anormalidades", indico el doctor Andy Futreal, que también participó en la investigación.

"Por el momento -explicó Futreal- no sabemos cuál es el defecto o el gen anormal subyacente, pero estamos viendo el resultado de su mal funcionamiento en el espantoso estado de desorden de estos genomas. Identificar la causa mutante subyacente será clave para determinar cómo se desarrollan algunos cánceres de mama", dijo.

El tamaño de las regiones de ADN que se borraban, se duplicaban o desaparecían se situaba entre cientos y millones de piezas químicas del código genético, y la mayoría de los cambios eran reorganizaciones dentro del mismo "paquete" de ADN o cromosoma.

La capacidad de identificar la pérdida de los sistemas de reparación del ADN es la buena noticia, puesto que abre la puerta al desarrollo de nuevas terapias para algunos cánceres de mama.

"Parece que en diferentes subtipos de cánceres de mama, distintos mecanismos de reparación del cáncer están dañados, lo que deriva en diferentes tipos de desorganización genómica", destacó el doctor Jorge Reis-Filho, del Instituto de Investigación del Cáncer.

"Si dañamos aún más un sistema de reparación del ADN que ya funciona mal utilizando terapias a la medida, podremos matar células tumorales de manera selectiva sin dañar las células normales", dijo.

Según Reis-Filho, este estudio ofrece "resultados altamente interesantes que sugieren que los cánceres de mama con defectos en la reparación del ADN son más sensibles a los fármacos que causan un daño adicional de la cadena genómica".

1 comentario:

Arleen dijo...

Es una dicha que ya se pueda identificar la pérdida de los sistemas de reparación del ADN porque de esta manera se pueden crear nuevas terapias para el cáncer de mama, lo cual es magnífico porque los casos del cáncer de mama son alarmantes, los números van en aumento a como van en aumento los hombres que Buy viagra es hora de que se intente conseguir la cura al cáncer de mama.

Text Widget

Text Widget