viernes, 23 de octubre de 2009

El consumo de alcohol aunque sea a un nivel bajo perjudica la salud

El consumo bajo de alcohol perjudica a la salud, según un estudio de la Universidad de Lund en Suecia que se publica en la revista 'Cost Effectiveness and Resource Allocation'. Los investigadores estudiaron la relación entre el consumo de alcohol y la salud para evaluar la teoría actual que sugiere que una mejor salud se debe al vínculo descubierto entre el consumo reducido de alcohol y mayores salarios. Los investigadores, dirigidos por Johan Jarl, trabajaron con un equipo de investigadores para determinar el efecto del bajo consumo de alcohol sobre la salud al medir los costes de atención médica asociados al alcohol y episodios recogidos durante el Proyecto Sueco de Coste del Alcohol de 2002. Los resultados mostraron que, con la excepción de personas de más de 80 años, los hombres que consumían hasta cinco bebidas al día y las mujeres que tomaban hasta 2,5 bebidas diarias costaban a los servicios de salud más que aquellos que no bebían. Sus descubrimientos ponen en cuestión la creencia previa de que el consumo moderado de alcohol es bueno para la salud. Varios estudios muestran que las personas con un consumo de alcohol tienen un mejor sueldo. Una explicación común pero no comprobada para este vínculo es que estos consumidores moderados pasan más tiempo en el trabajo y por ello ganan más debido al efecto protector del alcohol sobre algunas enfermedades. Según explica Johan Jarl, director del trabajo, "en este estudio, sin embargo, descubrimos que cuando se incluyen también esas enfermedades donde el consumo bajo aumenta el riesgo de enfermedad y mortalidad, el consumo de alcohol entre bajo y moderado en realidad tienen un impacto negativo sobre la salud". Según señala Jarl, otros aspectos que podrían apoyar el vínculo entre el alcohol y el sueldo son los antecedentes familiares, la red social de colegas y los beneficios subjetivos sobre la salud. "No es improbable que el vínculo en realidad se deba a la acumulación de varios factores que en conjunto proporcionan un efecto significativo del consumo bajo de alcohol sobre el sueldo", apunta Jarl, que concluye que vínculos como este son complejos y no su explicación no debería simplicarse.

Text Widget

Text Widget